5 PAUTAS PRINCIPALES PARA ALIVIAR EL DÍA A DIA EN EL CUIDADO

 In Consejos

“Del Alzheimer he aprendido a dejar la razón de lado y comunicarme con la emoción”

 

5 PAUTAS PRINCIPALES PARA ALIVIAR EL DÍA A DIA EN EL CUIDADO

1) La programación

Para establecer un adecuado nivel de seguridad y de estabilidad en el hogar debes llevar a cabo una rutina. De esta manera, cada día será mucho más predecible, estable y menos estresante para tí.

Programas las citas necesarias (revisiones médicas, horas del baño y comidas) durante el día consiguen tranquilizar al enfermo.

2) Adaptar la comunicación y explora la empatía

Explicar brevemente y de forma sencilla, lo que nos parece a nosotros cotidiano y regular puede ser ininteligible para el enfermo de Alzheimer. Tratar de mantener el hogar ordenado y ubicar las pertenencias en el lugar adecuado.

3) Usar la tecnología disponible

Vivimos inmersos en el siglo XXI y tenemos acceso a grandes y novedosas tecnologías que pueden hacernos más llevadero el día a día. La existencia de APPs (de nueva creación y cada vez más útiles y variadas son muy interesantes como asistencia complementaria al cuidado que realizamos.

El servicio de ubicación GPS o la supervisión contínua de llamadas o mensajes son entre otras algunas de las posibilidades disponibles.

De la misma forma la videollamada para comunicación a distancia con el entorno familiar o en aquellos enfermos que se encuentren en la fase temprana de la enfermedad presentan magnificas soluciones.

puede ayudar en el cuidado una aplicación de supervisión en el hogar que dé acceso a la casa e informe puntualmente de cualquier actividad o algún registro de la actividad de suministro de energía inusuaminar riesgos y barreras

Debemos a toda costa eliminar toda clase de peligros y riesgos existentes en el hogar. Eliminar aquellos objetos como por ejemplo cuchillos, fósforos, fármacos o cualquier tipo de consecuencia que pueda provocar un problema serio.

Recuerda que como cuidador es tu responsabilidad garantizar la seguridad de la persona.

5) Simplificar

Huir siempre de la complejidad, tenemos que plantear una comunicación sencilla y dicotómica (si / no), limitar las instrucciones a un paso en lugar de una cadena de acciones.

Eliminar las distracciones circundantes como la televisión o la radio cuando estés comunicándote con tu familiar. Todas estas medidas ayudarán significativamente a que tu ser querido permanezca enfocado en la conversación.

6) Hospitalizaciones

LLega el momento en que no podemos hacer frente a la enfermedad por nuestra cuenta. Por frustrante que pueda parecer, en estos momentos es fundamental pedir ayuda. Contratar a otras personas para que te asistan en las labores cotidianas del cuidado o el ingreso institucional.

Pedir consejo y asesoramiento a profesionales y otros cuidadores y consensuar con la familia es importante para tomar una decisión adecuada

1. No estar en la negación:

Es natural estar en estado de negación cuando un ser querido comienza a mostrar signos de demencia, hay que considerar que sólo impide que la persona obtenga un diagnóstico, iniciar el tratamiento y obstaculizar la planificación para el futuro.

2. Preguntas inútiles

No preguntes nunca, “¿Te acuerdas?” Por supuesto que no pueden recordar. Si pudieran recordar, no se les diagnosticaría demencia. Preguntar si recuerdan a alguna persona o si recuerdan algún evento podría hacerlos sentir frustrados. Poco a poco les sumirá en la depresión e irán perdiendo facultades.

3. Interactuar con la persona a su nivel:

Es posible que desees interactuar con la persona de la manera que siempre has hecho, pero eso no va a ser posible. Debes conectar con la persona, siempre a su nivel.

4. Para conectar con personas que tienen Alzheimer, poner algo significativo en su mano:

Esta es una sugerencia valiosa proporcionada por Tom y Karen Brenner en su libro, “dices adiós y decimos hola: el método Montessori para el cuidado de la demencia positiva”. Es posible que tengas que experimentar algunas situaciones para averiguar qué es significativo para cualquier persona específica.

5. Conectarse con personas con enfermedad de Alzheimer de etapa tardía, trata de presentarlas a los niños, mascotas, música o arte:

Estas cuatro actividades a menudo llegan a las personas en las últimas etapas de la enfermedad, incluso si apenas hablan.

6. No discutir, corregir o estar en desacuerdo:

No se puede ganar una discusión con una persona que tiene demencia, así que ni siquiera intentarlo. Tampoco deben contradecirlos.

7. No traigas temas que puedan molestar a la persona:

Si sabes que tu ser querido se disgustará si hablas de política, por ejemplo, no comiences la conversación en primer lugar. Probablemente esto llevará a una batalla que no quieres tener y que a él o ella no le va a beneficiar en absoluto..

8. Cambiar rápidamente el tema si la persona se pone nerviosa:

Si la persona se molesta, una de las mejores cosas que puede hacer es redirigir su atención hacia algo más, preferiblemente algo agradable. Hay mil formas que seguro ya has experimentado y te han dado resultado.

9. No dejar de visitar cuando la persona no sepa quién eres:

Sólo porque tu ser querido no te reconoce no significa que no tenga sentimientos. Las personas con Alzheimer pueden disfrutar mucho al ser visitadas incluso si no saben con precisión quién es el visitante. Además, si lo harías con un desconocido/a, cómo no vas a visitar a Mamá o Papá o a los abuelos?…

10. Cuidarse a sí mismo:

Ser cuidador de un enfermo de Alzheimer es un trabajo duro. Cuidar bien de sí mismo para tu beneficio y para el bien de la persona a la que estás cuidando. No puedes ser un cuidador eficaz y compasivo si estás agotado y quemado todo el tiempo.

 

 

Recent Posts

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies